No hay forma de decir esto con sutileza y cuidado así que solo lo diré: “Todas las relaciones pasan por estas etapas y TODAS van a fracasar y TERMINAR, sí TERMINAR, a excepción de una sola relación, porque esa será la del verdadero amor de tu vida”.

Primera escena:

Cruzan miradas en el pasillo, mientras ella se sonroja y sonríe de nervios, lo siguiente será contarle a su amiga que conoció “Al chico perfecto”

Segunda escena: 

Se vuelven a cruzar, esta vez cruzan más que miradas, y empiezan a charlar, intercambian teléfonos y así empiezan las largas conversaciones, donde el insiste en coquetearle con emoticones de corazón y guiños convenciéndola de que le dé una oportunidad.

Tercera escena:

Charlan todos los días hasta muy tarde, empiezan a tener citas, él abre la puerta del auto, le lleva flores, la invita a cenas lindas, y pronto más pronto de lo debido se hacen novios ¿parece el inicio de algo lindo cierto?

1 mes después…

Él ya no la llama, tampoco responde las llamadas, los chequecitos azules sin respuesta se vuelven populares en sus conversaciones, las cenas lindas se convirtieron en “hoy no tengo tiempo”

¿Será que somos nosotras las culpables de que todo esto suceda? ¿será que cedemos demasiado rápido y con poca cautela? ¡Donde rayos estaba nuestro sexto sentido antes de iniciar esta desastrosa relación!

No hay forma de decir esto con sutileza y cuidado así que solo lo diré; todas las relaciones pasan por estas etapas y TODAS van a fracasar y TERMINAR, sí TERMINAR, a excepción de una sola relación, porque esa será la del “y vivieron juntos por siempre”

Porque al final, de todas las parejas que tuviste solo estarás con una por el resto de tu vida, así que… ¡no tengas novio!

No tengas novio, si después de unos meses notas que no te mira con un amor limpio y sincero cómo tu papá mira a tu mamá o el ejemplo más cercano y honesto que tengas de pareja.

No tengas novio si lo primero que él quiere es llevarte a la cama (esta es muy obvia pero cuando nos endulzan el oído es más difícil ser objetivas)

No tengas novio si lo haces por llenar un vacío en tu corazón o en tu vida.

No tengas novio sin antes aceptar que es posible que pueda terminar y si aún no has entendido que estas relaciones que terminan y te dejan lastimada, comiendo helado y viendo Netflix en pijamas, nos ayudan a ser mejores personas y así estar listas para cuando llegue el indicado, por favor ¡NO TENGAS NOVIO!

Y, por último, no te comprometas a tener un novio si aún no te has comprometido a amarte a ti misma, recuerda que nadie puede amarte si tu no lo haces primero, Jesús lo explicó así:

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo cómo a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos” (Marcos 12.30-31)


0 thoughts on “¡No tengas novio!”

Deja un comentario

Related Posts

Artículos

¿Cómo dirigir mejor tu enseñanza en escuelas bíblicas?

En el cierre del año las iglesias desarrollan las Escuelas Bíblicas de Vacaciones, pero a veces como maestros nos surgen algunas preguntas, ¿Cómo puedo enseñar mejor?, ¿Será que los niños están aprendiendo?, ¿Qué recursos debo Read more...

Artículos

Estoy recien casado  ¿Y ahora que sigue?…

Uno de los desafíos más grandes para el ser humano es casarse EN EL TIEMPO CORRECTO CON LA PERSONA CORRECTA, CON LA BENDICIÓN DE DIOS Y DE LOS PADRES. Por lo tanto Pasar de la Read more...

Artículos

Jóvenes conforme al corazón de Dios

“Solo se es joven una vez en la vida”, frase típica expresada por muchos. Y es que ser joven es una de las experiencias más interesantes y emocionantes, y por ser algo tan importante, en Read more...