El hombre cuerdo encubre su saber, mas el corazón de los necios publica la necedad. Proverbios 12:23

Hay un proverbio indio que dice: «No digas todo lo que sabes, porque quien dice todo lo que sabe, generalmente dice lo que no conviene«. Las personas que saben mucho, no tratan de mostrar que saben. Son prudentes. Callan cuando es necesario y hablan en el tiempo oportuno. El sabio sabe lo que habla, porque sabe lo que piensa.

Las personas que hablan más de lo necesario tienen, frecuentemente, complejos que controlan sus palabras y actitudes. Precisan ser el centro de la atención y, en la mayoría de los casos, muestran que tienen dominio sobre temas que desconocen.

En el silencio del corazón, esas personas sufren porque perciben la insensatez de «publicar la necedad», pero el deseo de «aparecer» es casi instintivo.

Un día, esa persona conoce valores éticos y entonces el dolor aumenta. Lucha para aplicar los conceptos aprendidos. Lucha consigo misma, contra sus complejos, los temores y los traumas que no logra identificar. Es una lucha injusta. Nadie vence a un enemigo oculto. Es una batalla cruel. La persona sufre la angustia de no vivir la teoría que conoce.

Sabe por qué las cosas no funcionan en su vida, por qué su matrimonio anda mal, y por qué la relación con los hijos es pésima, trata, intenta, pero sus esfuerzos son inútiles.

La incoherencia de muchos libros de auto ayuda consiste en que presentan una receta maravillosa. Pero no dicen cuáles son los verdaderos ingredientes para conseguirla. «Saca la energía que hay dentro de ti» —afirman. «Descubre tu potencial» —proclaman. Y cada vez que tú miras dentro de ti, en busca del famoso «potencial», solo encuentras un mundo difuso y sin forma de sombras que dan miedo.

El mejor libro de auto ayuda que existe es la Biblia.

No hay principios de «inteligencia emocional» que no estén registrados en el texto bíblico. La diferencia es que la Biblia te lleva a Jesús, que es la única persona capaz de poner orden en tu mundo interior.

Acude hoy a Jesús. La verdadera energía viene de lo alto, no de dentro.


Irvin Monzon

Solo soy un soñador que sueña despierto. Creyendo en mi generación.

0 thoughts on “No hables de más”

Deja un comentario

Related Posts

Recursos

La relación con Dios en los tiempos de redes sociales

Cómo sería nuestra relación con Dios si le pudiéramos enviar un mensaje escrito, una nota de voz o una imagen por WhatsApp, darle Like (me gusta) a una su foto o compartir en nuestro perfil Read more...

Recursos

Gerard Mendez (Comedia)

Comediante guatemalteco, transmitiendo una comedia con valores a través de distintos personajes, en el Show de la risa. «Reír te hace ver más hermoso»

Recursos

La dureza

Cuando llegamos a la vida adulta cada vez tenemos menos salidas y menos amigos, a eso los patojos le dicen ser aburrido. De repente como que perdemos la capacidad de creer, soñar y emocionarnos. Lo Read more...