Tomás tu mochila entrás al salón de clases, te sentás, voltéas a ver al que está a tu lado, le sonreís y escuchás al profesor decir – “Formen su  grupo para el trabajo en clase” e inmediatamente, arrancas una hoja de tu cuaderno inicias a escribir el nombre de tus  amigos y compañeros. Esos que te caen bien, los de la foto, con los que te vas a jugar fut, o a comer tortas por las noches. Las amigas con las que  ponés en grandes pláticas en el grupo de whatsapp.

Esta es la típica escena de cuando estás estudiando, o cuando estás en el grupo de jóvenes y formás tu grupito de amistad, eso es todo un “Clásico” pero ¿Cómo lográs simpatizar tanto con una o varias personas?, bueno se debe a que en el entorno donde estás hay personas de tu misma edad, mismo gustos, pasatiempos, e incluso similitud entre personalidad aunque siempre hay sus excepciones. En psicología se le llama relación entre iguales.  Esto quiere decir que la o las personas que te caen bien son porque te sentís aceptado por ellas y te adaptas a su vida social.

Por ello es que pasás gran parte de tu tiempo con tu grupo de amigos, no solo porque “te caen bien” (es decir que te agradan) sino también porque comparten muchas cosas que les interesan a todos.  Como adolescente o joven creyente debés tener cuidado de ese círculo de amigos que tenés,  porque pueda que haya alguien con principios y valores diferentes a los tuyos o en los cuales fuiste educado. Y  como dice el dicho “El que anda entra la miel, algo se le pega” pueda ser que aprendás o caigás en prácticas que te desvíen de tus sueños,  de tus estudios, tu visión de vida o tu relación con  Dios.

Cuando se comparte tanto tiempo con las personas que nos agradan, solemos ser influenciados por la forman en la que ellos se comportan. Por eso bueno tener a nuestro lado a personas que nos inspiren a supéranos, hacer mejores cada día como hijos, hermanos, como estudiantes y que nos motiven a tener una relación más cercana con Dios. ¡Y porque no! a disfrutar de la vida de una manera sana y divertida.

Piensa en lo que dice Proverbios 22:24-25 “No tengas nada que ver con gente violenta, ni te hagas amigo de gente agresiva, para que no imites su conducta y tú mismo te tiendas una trampa”.  Y observá, si el grupo de amigos con el que te juntás todos los días son personas dignas de imitar.  Y si hay alguien que necesite mejorar su comportamiento vos podés ser la diferencia y ser luz.

Categories: Artículos

0 thoughts on “Me Caen Bien”

Deja un comentario

Related Posts

Artículos

Rutinas para creativos

Una rutina puede percibirse como una forma restrictiva de actuar diariamente. Incluso como algo aburrido que no puede o debe cambiarse. Sin embargo cualquier persona que este enfocada en desempeñarse mejor sabrá que definir una Read more...

Artículos

Qué bonito desfile, qué fea basura

¡Qué bonito es ir a ver los desfiles! sin importar si es el de las fiestas patrias, el del barrio, de navidad, primavera etc. Pero ¿Qué pasa después con las calles que sirvieron de escenario Read more...

Artículos

Jugadores con Fe

Fred recibe un pase al minuto 81, mete un centro y envía la pelota al fondo de la portería en los graderios gritan ¡Gooool! él eleva sus manos y señalando hacia el cielo es como Read more...