Era el 2014 y todos escuchábamos en medios nacionales e internacionales acerca de una niña de origen guatemalteco que ganaba uno de los concursos de canto más importante a nivel Latinoamérica. Su nombre en ese momento significaba una gran victoria para Guatemala en el ámbito artístico pues se postulaba como la primera extranjera en ganar “La Academia” edición niños 2da. Generación, de la televisora “TV Azteca”. Ya han pasado dos años y los sueños continúan, Karla Herrarte ahora con 14 años nos cuenta en exclusiva para la Revista Hashtag su experiencia y algunos detalles de su faceta como cristiana, identidad que ha declarado públicamente.

Karla en breve

Nombre completo: Karla Nohemí Herrarte Agustín
Fecha de nacimiento: 28 de enero 2002
Cita bíblica: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13
Película favorita: “Una decisión difícil”
Dulce o salado: Salado
Comida favorita: Pepián
Cantante favorito/a: Marcos Witt

Es imposible hablar con Karla Herrarte y no preguntar sobre su paso por la Academia Kids 2da generación. ¿Soñaste algún día llegar hasta ahí y cantar en ese escenario? Fíjate que sí, la única academia que me recuerdo más o menos haber visto – yo estaba muy chiquitita-  fue donde salió Napoleón Robleto, lo veía a él y veía los escenarios, y aspiraba a ser algún día como ellos y sentir esa emoción, entonces desde ahí empezó el hambre por querer estar en “La Academia”. Sin embargo, nunca creí llegar a tanto

¿Qué decía tu mami sobre esta aspiración? Desde chiquita me apoyó mucho, siempre me llevaba a los lugares a cantar; recuerdo que a veces no me pagaban pero era para darme a conocer. Ella siempre me decía “tienes que ensayar, te voy a conseguir entrada con medios…” Así poco a poco empecé, nunca dejó de apoyarme.

Al hacer la audición, ¿qué pasó por tu mente?
Te voy a contar (risas) yo hice casting en la última generación de “La Academia” cuando estuvo Kevin Ruano, yo casi casi había quedado para irme a México pero un pude porque estaba muy pequeña. Luego vino la primera edición de la Academia Kids donde se fue Melany, canté bonito y no se por qué no quedé, tampoco me dieron razones. Yo ya a la tercera dije, definitivamente esta es mi última oportunidad, en serio que si no paso en esta dejo de cantar. En ese momento cuando yo estaba haciendo fila llevaba mi mentalidad “lo voy a intentar nuevamente pero dudo mucho que me acepten porque ya me habían rechazados dos veces consecutivas”, lo hice y pasé todos los filtros, me dijeron que me iba a México y estando allá yo estaba más que nerviosa. Por lo regular siempre queda un solo representante de Guatemala, y en el casting de niños Jesús Figueroa ya había quedado entonces creí que yo no iba a quedar. Cuando me tocó pasar yo estaba muy nerviosa y temblaba, al salir de ahí siempre tenía en mi mente “Todo lo puedo en Cristo me fortalece” esa fue la mejor y peor situación que he pasado en mi vida.

En ese casting los jueces se pusieron de pie, ¿qué sentiste? Sí, fue bonito. Dios siempre tiene las cosas a su tiempo, ÉL sabía porque yo tenía que estar en la última “Academia” que iba a haber. Y resulta que no solo pasé los filtros y cada concierto, sino que terminé ganando.

¿Tuviste miedo? ¿Qué hubiese pasado si la historia hubiera sido diferente? Es decir, no haber clasificado y mucho menos llegado a una final y coronarte como la ganadora.
Para empezar no estuviera aquí en México, seguiría con mi vida súper normal en Guatemala. Cantaría solo en fiestas locales pero jamás hubiera llegado a tanto, lastimosamente en Guatemala no apoyan al talento a menos que seas alguien reconocido que haya ganado un concurso. Entonces si te soy sincera, no hubiera pasado nada, seguiría siendo esa niña con el mismo sueño y ganas de luchar, pero hasta ahí.

Has realizado algunos covers en inglés, y recuerdo que en la Academia la mayoría de canciones que interpretabas eran en ese idioma. ¿Cómo le hacías para cantarlas tan bien aún sin saber hablar el inglés? Ni yo sé cómo le hago (risas) me gusta mucho el idioma aunque no lo he estudiado. Lo que hago es escuchar mucho la canción y se me queda. Yo no sé leer el inglés, en la Academia no sabía leerlo pero poco a poco se me fue dando. Creo que lo que ayudaba mucho –porque no solo era una canción – es que los maestros decían “Se la tienen que aprender porque sí o sino ustedes hacen el ridículo” y teníamos que hacerlo. Nos enseñaban a ser artistas.

“Las críticas de los jueces nunca me llegaron a doler tanto, yo las tomaba como algo bueno porque ellos son los expertos y yo no, solo obedecía porque también me interesaba saber su punto de vista”.

¿Tus maestros en la Academia que te decían? Ellos más allá de trabajarme la parte vocal miraban el asunto de la inseguridad, si yo no lograba llegar a una nota era porque quizá estaba tensa y esa tensión era por algo entonces me trabajaban mucho mentalmente.

¿Estabas consciente de la magnitud de tu voz? No, yo no sabía hasta que punto podía llegar. Por ejemplo, cuando me daban una canción muy fuerte de cantar yo decía “Yo estoy segura que no la voy a sacar, nunca en mi vida he cantado algo así” pero la presión y el sueño no tanto de ganar – nunca pensé en eso – pero sí las ganas de pasar cada concierto era lo que motivaba.

“Yo quería demostrarme a mi misma y a la gente que no confiaba en mí que sí lo podía lograr”.

 Nos confesó que jamás uso playback y mucho menos le arreglaban la voz, el reto más grande para Karla iniciaría en los conciertos reales dónde se trata de complacer a un público no a los jueces dentro de un concurso. 

¿Alguna canción cristiana que haya marcado tu vida y por qué?
“El Padre que siempre soñé” de Abel Zavala, no crecí con mi papá y esa canción me hizo reflexionar en todos los aspectos, como que no necesito un padre específicamente terrenal para conseguir una felicidad completa. Ese tema me hizo ver todo desde una perspectiva que ahora entiendo muy bien por eso esa canción me llena mucho.

Eres una persona creyente, naciste en un hogar cristiano. ¿Alguna vez sentiste cierto rechazo en la sociedad por pertenecer a la familia de Dios? Aquí en México me he topado con gente así pero yo pierdo mi tiempo dándoles explicaciones porque ellos creen en lo que quieren creer, yo sé que Dios existe y que nunca se apartará de mi lado. Estoy contenta con los resultados que he tenido en mi vida de parte de Dios y eso nadie me lo va a quitar. Lo que yo he entendido a mi corta edad con todo lo que he pasado – y no es que sea muy grande – (risas) es refugiarme en Dios y no en algo más como lo hacen otros, lo mejor es entregarle nuestros problemas a Dios porque Él es quien puede hacer y deshacer en mi vida. Si ha llegado un punto en el que es difícil más en al ámbito en el que estoy pero aquí está mi mamá para  agarrarme bien (risas).

Estar en un ambiente secular por tu trabajo siendo cristiana, trae consigo algunas tentaciones. ¿Cómo ha sido este proceso? ¿Cómo te ha apoyado tu mami en ese sentido? Es difícil porque mucha gente se ha acercado con otras intenciones, a nosotros nos ha tocado tomar esas decisiones difíciles porque “el lobo se viste de oveja” y aparenta ser alguien que no es. Nos hemos topado con ofertas muy tentadoras dónde me prometen ser “famosa” de un día para otro pero hemos tenido que rechazar. Por ahora todo va lento pero seguro. Hay situaciones que nos ha costado, por ejemplo ahora la transición de mi imagen y pasar de niña a señorita, a mi mamá le ha costado asimilarlo porque para ella sigo siendo su bebé, sin embargo, es necesario.

Estás consciente que con tu triunfo marcaste un precedente para nuestro país en un concurso internacional a tu corta edad. ¿Cómo le haces para sobrellevar una posición tan importante? ¿La fama aún no te ha pegado o en algunos momentos sientes qué sí? Fíjate que no, por el momento no. Si en algún momento se me ha querido subir y que voy así como tomando el vuelo, viene mi mamá y me baja, tal vez a veces no es mi mamá sino Dios. Me ha pasado que estoy confiada en un lugar y Dios viene y  me lo quita de la nada, así literal. Yo digo ¿Cómo, si ya estaba lista? Pero bueno, cuando se me ha intentado “subir” siempre hay algo que me baja ya sea mi mamá, Dios, mi familia o mis fans.

El proceso ha sido difícil, mi sueño comenzó a los cinco años. Me toco ir a presentaciones con mi mamá y dormir como en “champitas” mientras los estelares se quedaban en grandes hoteles. Llegó un momento donde dije “ya no quiero”. 

Algunos han llegado a llamarte “la Whitney Houston chapina” ¿Qué piensas de eso? Es bonito que me reconozcan y que me figuren de esa manera (risas).

¿Has pensado en incursionar en un futuro en la música cristiana? ¡Yo sí te apoyaría! Sí, de hecho lo estoy pensando. El camino es largo y por ahora voy a dar lo que tenga que dar para todo el mundo y luego me voy a meter de lleno en la música cristiana. El propósito de Dios siempre ha sido ese, y si Dios te abre puertas es por algo, el hecho que yo haya ganado La Academia no me convierte en una “súper estrella” pero yo sé que Dios quiere que ahora me dé a conocer paso a paso y cuando yo ya tenga “un nombre” me voy a lanzar a la música cristiana para que todas esas personas que me siguen conozcan de ÉL.

Si tuvieras la oportunidad de compartir escenario con alguna cantante cristiana ¿con quién te gustaría que fuera? Lilly Goodman, ella canta precioso.

Sueños de tu infancia que te faltan realizar: Cantar por todas las partes del mundo, quiero recorrer el mundo.

¿Qué proyectos vienen para Karla Herrarte? Estoy haciendo covers, he lanzado en inglés e italiano y tengo pendiente uno en español. También estoy en MYST – My Soundtrack, y ahora están viendo la posibilidad de llevar ese show musical a Guatemala (Ciudad de Guatemala) entonces también viajaré con ellos. Cualquier concierto que tenga lo estaré anunciando en mis redes sociales.

Tú eres una prueba que los sueños sí se cumplen, ¿Qué le dirías a nuestros lectores para motivarlos? Yo les digo a niños, jóvenes y adultos que sueñen. Porque cuando uno sueña, anhela y cuando uno anhela se pone metas y cuando uno tiene hambre de esas metas le dan ganas de superarse. Lo primordial es que sueñen y que nunca se rindan que no les importe lo que digan los demás porque a mi mucha gente me quiso desanimar. Hay que tener mucha fe en Dios, entréguenle a ÉL sus sueños para que se hagan realidad.

¿Qué significa Dios para ti? Todo, Él es el centro de mi vida.

Síguela en:

Facebook.com/SoyKarlaHerrarte
Twitter: @soykarlitagt
Instagram:@soykarlitagt
Youtube: Karla Herrarte


0 thoughts on “La niña que nunca dejó de soñar – Karla Herrarte”

Deja un comentario

Related Posts

Entrevistas

Una voz con propósito – Mike Barrios

Mike Barrios, cantante guatemalteco que se encuentra promocionando su primer sencillo “Cuando llegaste tú”, nos cuenta parte de su historia en esta entrevista y cómo fue su acercamiento con el Evangelio. EN BREVE Lugar y Read more...

Entrevistas

Entrevista con Walter Monterroso

“Dios recompensa y se agrada de la gente que administra y aprovecha los talentos y dones que El concedió”  Bumont Walter Monterroso, músico y productor guatemalteco. Es uno de los artistas  más destacados en nuestro Read more...

Entrevistas

“Confiamos” el primer sencillo de Luz Directa

En Hashtag nos gusta promover el trabajo que realizan nuestros artistas guatemaltecos, y en esta ocasión tuvimos la oportunidad de entrevistar a Luz Directa, una banda originaria del oriente de Guatemala que recientemente dio a Read more...