Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. -Proverbios 4:23 RVR1960

Condición: naturaleza o conjunto de características propias de un ser. La vida no se puede desprender de las emociones, las emociones son reacciones psicofisiológicas adaptadas por estímulos, es decir que cuando hay un estímulo hay una reacción natural de nosotros (algo propio). La biblia no esconde que desde los origines de la raza las emociones eran evidentes (Gen 4:6). Las emociones definen el destino, porque Caín por las emociones asesino a su hermano Abel.
Si no controlamos nuestras emociones nuestras emociones nos van a controlar a nosotros.

Corazón: lugar abstracto en el que están los buenos sentimientos (amor, generosidad, benevolencia, compasión, etc.) y lo más íntimo de una persona. ¿Por qué la biblia nos motiva a principalmente a cuidar el corazón?
Porque es el motor que nos mantiene vivos físicamente hablando, y es la representación de donde nacen y se mantiene nuestros buenos sentimientos, esos buenos sentimientos se pueden desviar si nos descuidamos. (Ej. Salomón. 1 Reyes 11:4)

Determinación: tomar la decisión de hacer lo que se dice. La biblia nos estimula a guardar nuestro corazón. No es lo mismo tener carisma a tener carácter, el que tiene carisma cae bien, pero no siempre decide correctamente; el que tiene carácter puede que no siempre caiga bien pero probablemente tome mejores decisiones. Salomón era sabio y carismático con carácter, pero al final fue perdiendo el carácter porque dejo que su corazón se desviara. Perdió
determinación, sus buenos sentimientos se fueron desviando.

Dirección: indicación o destino. No podemos ir por la vida sin saber a dónde ir o llegar. Quien sabe a dónde va, tiene un propósito; Jesús dijo: yo soy el camino, la verdad y la vida y nadie va al Padre si no por mí. Jesús no solo tenía determinación, sino que él sabía cuál era la dirección para llegar al padre, al propósito. ¿sabes a dónde vas?

Vida. Cada quien vive su vida como quiera o decida, y de la misma manera cada quien rendirá cuentas de como utilizo su vida. Solo somos forasteros, migrantes en la vida, todo tiene un comienzo y un final, lo que hacemos entre el comienzo y el final determina quienes somos.
Jesús no solo dijo que él era la vida, si no que vino para que viviéramos una vida en abundancia, no habla de excesos, ni de extremos, habla de prosperidad, de dicha. Tener riquezas y sentirte dichoso, tener familia y casa y sentirte dichoso, eso es prosperidad.
Entonces ¿Qué estás haciendo con tu vida?

Porque “La condición de nuestro corazón determina la dirección de nuestra vida”.


0 thoughts on “La condición de nuestro corazón determina la dirección de nuestra vida.”

Deja un comentario

Related Posts

Recursos

Planes de bien (parte 2)

El hombre propone y Dios dispone. –Proverbios 16:1 Para que nuestros planes salgan bien y Dios los respalde debemos planificar, debemos proponer para que Dios disponga, mientras no propongas Dios nunca va disponer de tu Read more...

Recursos

Un encuentro con Jesús

Cuando escuchamos la frase ¨Un encuentro con Jesús¨ pensamos en un evento, y aunque si lo es, más allá de eso, es un estilo de vida. En la Biblia vemos a muchas personas teniendo la Read more...

Recursos

Respuesta amable

Una suave respuesta amable: La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor. Prov. 15:1 Existe un dicho que  dice que «Cuando uno no quiere, dos no pelean». Es simple Read more...