Podrías responder las siguientes preguntas…

¿Hubo alguna persona que te falló en el año anterior, no te cumplió lo que te prometió, dijo que lo haría pero no fue así; y de seguro no fue una sola cosa fueron muchas  y al final se le olvidó el compromiso que hizo contigo? ¿Quién fue? ¿Tus papás, tu novio/novia, tus amigos, tu jefe… o fuiste tú?

La mayoría de promesas que nunca se llegan a cumplir fueron hechas por nosotros hacia nosotros mismos.

A poco no hicieron la ya tradicional lista de propósitos, esa que hacemos al iniciar un nuevo año. En esa lista anotamos las metas que queremos alcanzar a final de año, nos emocionamos escribiendo cosas como:

– Hacer ejercicio #fitnesslife
– Ser competitivo en el trabajo #EmpleadoDelMes
– Ganar el semestre #AlumnoAplicado
– Estudiar Teología #FuturoLider

*(Con hashtag para presumir las fotos en IG)

Y le  podría seguir con la lista pero ustedes sabrán lo que comúnmente nos proponemos.

En fin  ¿Quién prometió hacer todo esto? fuiste tú… y ¿quién no las cumplió? fuiste tú… es decir que la persona quien te falló, fuiste tú mismo (suena a canción de Ricardo Arjona ¿no?) en fin…

Pero ¿por qué no se llega a concretar nuestros planes? Pueda ser que por una o más de lo siguiente descrito a continuación:

– Falta De Voluntad, queremos pero no lo hacemos, nos falta actitud e iniciativa. Las excusas van por delante.
– Irrealistas, nos gana la emoción más que la razón, nos proponemos metas fuera de tiempo y sin tener los recursos necesarios.
– Indisciplina, no establecemos una organización para determinar cómo, cuándo, con qué, lo pondremos en marcha. Necesitamos ser más organizados y planificar con determinación. (Lee Lucas 14:28)
– Pesimistas, al primer desanimo o tropiezo dejamos de intentar las cosas, debemos de ser perseverantes.
– Falta de consejo, proverbios 15:22 dice que en la falta de consejo fracasan los planes, por ello debemos de rodearnos de personas que tengan una vida de éxito y deseen compartir con nosotros sus estrategias de éxito, con su orientación podríamos saber que sí o que no hacer.
-No buscamos la guianza de Dios. Emprendemos un montón de cosas sin la dirección de Dios no consultamos en oración su aprobación ni mucho menos nuestros planes no están de acuerdo a sus principios, eso nos trae a fracaso.

Salmos 20:4 «Que te conceda lo que tu corazón desea que haga que se cumplan todos tus planes»  cuando planificamos conforme a sus principios Él nos dará lo que nuestro corazón desea.

Solo como un tip, no te traces muchos planes, solo los que consideres prioritarios y los que el tiempo y recursos te de para hacer. Lo mejor es que lo hicieras en 2 primeras etapas, ejemplo: – si tienes 10 propósitos planifica 5 para los 6 primeros meses del año y los otros 5 para los últimos 6 meses así te será mucho más práctico.

Y recuerda que los planes de Dios muchas veces son mejor que los nuestros porque siempre serán de bien y no para mal. Espero que este año si logres tus metas y digas ¡fui yo quien se cumplió así mismo!

¡Ánimo que el Señor esté contigo en todo lo que emprendas! 🙌🏻💪🏻📝

Categories: Artículos

0 thoughts on “¡Fuiste tú!”

Deja un comentario

Related Posts

Artículos

Jesús en las calles

“Jesús recorría todos los pueblos y las ciudades. Enseñaba en las sinagogas, anunciaba las buenas noticias del reino de Dios, y sanaba a la gente que sufría de dolores y de enfermedades”. (Mateo 9:35 TLA) Read more...

Artículos

Música para mis oídos 

«La música puede cambiar al mundo, porque puede cambiar a las personas.»  – Bono Ya es regla general poner en las metas de vida, el bucket list o intereses en las redes sociales el inciso Read more...

Artículos

No pasa nada, solo es una “foto”

Las fotografías nos hacen recordar personas, historias y momentos; hay quienes les gusta capturar paisajes, otros que prefieren los retratos, sin duda, esto nos ha facilitado tanto la existencia – sobre todo a aquellas personas Read more...