En todos estos años hemos crecido viendo a nuestros personajes favoritos del cine y la televisión en un formato que, aunque no sea completamente detallista, amamos con todo el corazón. Quién no recuerda a Los Picapiedras, Los Supersónicos, Toy Story, La Bella y la Bestia, Dumbo; por mencionar solamente algunos. Cada una de esas historias marcaron nuestro corazón y nuestra infancia, algunos de nosotros llegamos a tener juguetes, ropa, zapatos, vasos o incluso la fiesta de cumpleaños temática. Y es que, era bonito ver como esos dibujitos cobraban vida y se ponían a bailar, a cantar y pasaban aventuras que nos emocionaban y sobre todo nos dejaban grandes enseñanzas.

Por ejemplo, Toy Story que nos enseña el valor de la amistad y a trabajar en equipo o Aladdin, que a pesar de haber tomado malas decisiones se dio cuenta que la verdad siempre trae mejores resultados. No importa en qué época hayamos visto estas películas, el mensaje seguirá siendo el mismo y los recuerdos de nuestra infancia vendrán al presente.

¿Se imaginan que nuestra vida fuera una historia como esta donde podamos hablar con los animales, con los muebles y en lugar de contestar como regularmente lo hacemos empezara a sonar una canción y todos los árboles se movieran a un mismo ritmo?

Si tan solo nunca perdiéramos la imaginación de cuando fuimos niños, seguiríamos creyendo que así es en la vida real.

Para nuestra sorpresa, no estamos tan perdidos. Nos levantamos de mañana, escuchamos cantar a los pajaritos –algunos escuchan a los gallos- otros se despiertan por los ladridos del perro, transcurre el día, hablamos con mamá o con papá, saludamos al vecino, mientras caminamos o vamos en el auto cantamos, se empieza a nublar, cae la lluvia y el viento sopla tan fuerte que podemos escuchar un silbido y si a eso le añadimos el estruendo del cielo ¡Taraaan! Estamos en nuestra propia historia musicalizada de Disney.

¿Recuerdan cuando Jesús estaba en las sinagogas y se ponía a predicar con historias que en ese tiempo se le llamaban parábolas? Todos los que le oían se quedaban maravillados, sorprendidos de lo que él decía porque esa era una manera muy atinada de poder captar la atención. El ser humano siempre ha tenido imaginación y esa misma imaginación permite crear imágenes mentales que cobran vida. ¡Jesús sin duda fue un gran narrador!

Ahora esas historias que por mucho tiempo vimos en dibujos animados, están tomando una forma real en algo que los cineastas decidieron llamar “Live action” que consiste en sustituir a los personajes animados por personas y objetos de verdad que gracias a los avances tecnológicos son capaces de realizar muchas acciones. Robert Stromberg, director de Maléfica (2014) consiguió con éxito una buena adaptación de esta clásica historia y a muchos de nosotros nos regresaron a nuestra niñez porque curiosamente las salas de cine suelen abarrotarse, en su mayoría, por un público que pasa los veinte años de edad. Yo me incluyo, así que no los juzgo. De esa fecha para acá, hemos sido testigos de muchas versiones que han gustado y otras que han decepcionado.

Sin embargo, todos estos estrenos cinematográficos podrían ser aprovechados, por ejemplo, organizarse con sus amigos de la iglesia para ir y pasar un momento agradable que sea fuera de las cuatro paredes de un templo. ¡Sería una buena idea pensándolo bien! Intercambiar opiniones para saber con qué versión se quedan, qué detalles piensan que debieron agregar o debieron ignorar; no lo sé, escuchar otros comentarios permite conocer un poco más de los demás.

Lo importante de todo esto es apreciar el arte característico de cada época, tanto las versiones animadas de los años 90’s o las versiones live action de estos últimos años. Cada estilo tiene su esencia e identidad propia y nosotros estaremos aquí para verlas.

 

Categories: Artículos

0 thoughts on “De dibujos a personajes reales – una nueva forma de ver historias”

Deja un comentario

Related Posts

Artículos

Criando a los hijos que aun no tengo

A los jóvenes que aún no tienen hijos, a los padres que ya tienen hijos. A todos nos corresponde encaminar a nuestra actual generación a un mejor mañana. Pidamos entendimiento y adquiramos sabiduría para no Read more...

Artículos

Negativamente amigas

Una amistad es simpatizar con una o varias personas y compartir con ellas tiempo, vivencias, gustos,  etc.  Que con el paso del tiempo se van creando fuertes lazos de cariño y experiencias que  hacen que Read more...

Artículos

¿Por qué es importante el ministerio de niños?

Cuando tiembla, las construcciones que caen con más facilidad son aquellas que no tienen cimientos fuertes, lo mismo pasa en nuestra vida cuando no tenemos como base principios bíblicos, los cuales de forma ideal deberían Read more...